Una mirada al arrendamiento puro o leasing

El  Arrendamiento Puro o Leasing se caracteriza por ser un Contrato durante el cuál se obtiene el Uso de un Equipo de Transporte o Cualquier Otro Tipo de Equipo y Bienes de Producción y Servicio mediante el Pago de una Renta Mensual a un Plazo Forzoso que puede ir de los 24 a los 72 Meses. Al Final de ese Plazo, los equipos  se devuelven a la Arrendadora y se puede tener el uso de un nuevo equipo mediante otro contrato.

En ocasiones el Bien puede ser vendido al Arrendatario o un ente relacionado a un Valor Residual igual al Valor de Mercado, sin embargo, la venta no queda pactada en el contrato.

Los Equipos no son Incluidos en el Activo Fijo del Arrendatario mientras dura el Contrato por lo que tampoco son sujetos de Depreciación.

Las Ventajas de este tipo de Contrato Consisten en que las Rentas son Deducibles, siendo esta ventaja de Índole Fiscal, habiendo otras ventajas como la posibilidad de tener siempre unidades de modelo reciente operando al poder arrendar una nueva al término del contrato.

Por otro lado, al Inicio del Contrato, los desembolsos son menores al pago de un enganche por lo que hay un flujo que se puede aplicar a otras necesidades de la empresa.

Otra Punto a Favor del Leasing es que los Equipos tienen mayor disponibilidad de tiempo de operación, ya que al ser unidades nuevas que presentan menos fallas y pasan menos tiempo en el taller, con lo que también se reducen los costos de mantenimiento y se mantiene una mejor imagen de la flota.

El Arrendamiento Puro se encuentra disponible para Cualquier Tipo de Empresa , sea Persona Física o Moral

En Caminosa tenemos está opción para Usted a través de Navistar Financial

Carrito de compra
Scroll al inicio